Qué ver en Toro

TORO *

Tierras de grandes vinos el de denominación de origen Toro, un vino fuerte.

Esa fortaleza la da la tierra seca de los alrededores que aprendió a desarrollarse sin agua.

La argamasa que se utilizaba en las edificaciones se utilizaba el vino no el agua que escaseaba.

Entramos por la carretera principal y vemos el resto del arco de Santa Catalina, con un verraco celtibérico.

Entrando al casco

Continuando por la principal carretera llegamos al los resto del arco de la Corredera, por aquí nos vamos a adentrar en el pueblo en el casco urbano.

Esta puerta solo se hizo como decoración de entrada al pueblo.

Pasaremos por la iglesia de Santo Tomas de Cantuariense originaria del siglo XII románica y de última reconstrucción el siglo XVII.
Tiene un retablo muy bonito.

Saliendo un poco de esta calle podremos ver la iglesia de San Sebastián de los Caballeros que actualmente es un museo de las pinturas murales del monasterio de Santa Clara.

Volviendo pasamos por el arco más bonito quizás el Arco del Postigo, y sobre el está la capilla de la Virgen de la Antigua.

Continuamos y te encontraras con una sorpresa agradable la puerta del Mercado donde sobre ella está la torre del Reloj, de su forma de construirlo salió la fama de utilizar el vino en vez de agua en la argamasa.

Pasamos por debajo de ella y ya estamos en el alma del pueblo y llegamos a su Plaza Mayor donde está su Ayuntamiento y la iglesia del Santo Sepulcro del siglo XII muy reformada a estilo mudéjar.

El resto de la plaza es la típica castellana con sus soportales.

La Colegiata su maravilla junto a su vino

Saliendo de aquí vamos a ver su maravilla la Colegiata de Santa María la Mayor con un cimborrio estilo bizantino, en el interior destacar el cuadro de la Virgen de la Mosca de estilo flamenco y se llama así porque la virgen tiene una mosca en su rodilla.

Su visita es obligada es una maravilla tanto por dentro como verla por fuera desde el mirador del espolón donde podremos ver los maravillosos campos de Zamora sobre el curso del rio Duero.

Esta colegiata esta dentro de una ruta llamada los Cimborrios de Duero que la forman con la de Zamora, salamanca y Plasencia.

Continuando el paseo pasamos por el Alcázar originaria del siglo x y en el siglo XIX se utilizo como cárcel.

Continuando por este lado de la ciudad veremos el monasterio de Santa Clara del siglo XIII, el convento de San José (o también llamado Carmelitas descalzas) del siglo XVII, el Hospital de la Cruz se creó en el siglo XVI para atender a los pobres, la Plaza de Toros una de las más antiguas de España y la iglesia de San Julián de los Caballeros.

Cerramos esta parte de la ciudad volviendo a la plaza mayor y antes pasaremos por la pequeñísima y preciosa iglesia San Lorenzo el Real del siglo XIII.

Atravesando la plaza Mayor vamos al convento de Las Mercenarias y la iglesia de San Salvador de estilo románico mudéjar originaria del siglo XII y es la más antigua de Toro.

El Monasterio su segunda visita obligada

De aquí vamos al monasterio de Santa Sofía y al precioso monasterio de Sancti Spiritus la segunda visita obligada de Toro (muy buenos sus dulces).

Volviendo un poco hacia atrás nos quedaría por ver la iglesia de San Pedro del Olmo en estado ruinoso.

La iglesia de la Santísima Trinidad originaria del siglo XII pero lo que se ve actualmente es del siglo XVI y en la misma calle el palacio de Las Leyes que solo se conserva su portada.

A mí me encanto este pueblo, si te gusta la gastronomía el vino de Toro debes probarlo es fuerte a mi me gusto mucho.

Ver todo en una mañana no te da tiempo si quieres solo la mañana entonces visita la colegiata y el monasterio de Sancti Spiritus y el resto lo que puedas hacer así saldrás viendo lo más bonito de Toro.