Qué ver en Santander

SANTANDER **

Empezamos paseando por el bonito jardín de Pereda, donde se pueden observar varios monumentos, el más importante es el dedicado a José María de Pereda escritor de la zona.

La continuación del parque está el paseo de Pereda donde encontraremos los más emblemáticos edificios de la ciudad el Banco Santander * y el edificio de Correos *, ambos con unas fachadas preciosas.

Continuando el paseo pasamos por la Grúa de Piedra, que es una pequeña grúa del puerto.

También está el palacete del Embarcadero de inicios del siglo XX, era la aduana ahora hacen exposiciones temporales y la escultura de los Raqueros que así se llamaban a los niños pobres de la ciudad y aquí se tiraban al mar en busca de monedas que les tiraban los curiosos, consta de 4 niños en bronce la escultura.

Al final de este paseo se encuentra el club Marítimo, en la misma plaza de Matías Mentero se encuentra la diputación de Cantabria en cuyos bajos se encuentra el museo Arqueológico *.

Volvemos hacia atrás, detrás del banco de Santander se encuentra la plaza de Pombo y en una bocacalle de la misma se encuentra la iglesia de Santa Lucia del siglo XIX.

Ahora ya pasando los jardines de Pereda visto inicialmente se encuentra el Banco de España y a un lado la plaza Porticada * o también llamada Velarde rodeada de edificios públicos, destacar las dos obras en bronce que significan el Ahorro (el hombre) y la Beneficencia (la mujer).

Detrás de la plaza, en la calle San José se encuentra Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús *, la gran sorpresa para mí, ya que por fuera es moderna, se construyo muy a finales del siglo XIX, y su interior no es nada de lo que podrías esperar, una preciosidad, claustrofóbica de mucha altura.

Este lado de la ciudad son toso calles muy empinadas.

La Catedral

Al lado de todo esto se encuentra la preciosa Catedral Nuestra Señora de la Asunción **, de entrada no parece gran cosa pero su visita al interior te encantara, originaria del siglo XII.

La iglesia baja o llamada también la Cripta ** es una preciosidad, encima esta la llamada iglesia alta, lo que se la propia catedral.

El claustro * que está al lado es muy bonito.

Saliendo de aquí y cruzando la calle principal podemos ver la iglesia de la Anunciación del siglo XVI, destaca en su portada una pequeña imagen de la virgen en color rojizo lo que hace destacar con la piedra natural de la misma.

Continuamos por la calle principal, es el alma comercial de la ciudad, y es en una pequeña cuesta.

Enseguida nos encontramos con el Ayuntamiento con una preciosa fachada, destacando su gran reloj de inicios del siglo XX su construcción y el Mercado.

Al lado de este último se encuentra la iglesia de San Francisco reconstruida totalmente a mediados del siglo XX, esta sobre un convento que se hizo en el siglo XIII.

Un poco más arriba se encuentra el museo de Bellas Artes * (yo no lo pude visitar) y la biblioteca Menéndez Pelayo *.

Si queremos podemos continuar hasta el final de la calle donde se encuentra a la derecha la plaza de Toros.

Esta parte ya la hemos visto, recomiendo coger el coche ahora y vamos hasta el final del paseo de Pereda, aquí dos rutas, primero cogemos la parte baja que bordea a la bahía de Santander y podemos ver el Dique Gamazo y al final el museo Maritimo * (yo no lo he visitado).

El Palacio de la Magdalena

Damos la vuelta y vamos siguiendo la calle principal la otra ruta, en un precioso paseo de mar llegamos hasta el parque de la Magdalena, donde se encuentra el palacio de la Magdalena **, el sitio por excelencia de Santander, el que ves siempre en los telediarios al lado de su famosa playa “El Sardinero”, fue residencia de verano de los Reyes.

Actualmente el palacio es la sede de la universidad.

En el parque hay un pequeño zoo con leones marinos y lo curioso es que todo su recinto está en función de las mareas ya que lo cubren parcialmente en la pleamar.

Ya nos bajamos al sardinero y vemos el Gran Casino.

Podemos pasear por todo el borde de la playa, es preciosa.

Detrás del estadio del Sardinero se encuentran todas las Universidades las de Cantabria y la de Menéndez Pelayo.

Para rematar el día al final del paseo indica ir al faro Cabo Mayor, está lejos para ir andando, lo mejor el coche, al final hay un aparcamiento.

Desde aquí las vistas son preciosas y el colofón del día en Santander.

La ciudad se ve en un día sin problema sin incluir las visitas a los museos, yo quiero venir un día solo para ver los museos.

En los alrededores se encuentra Liencres una zona de parque natural muy bonita y muy extensa.

Ver Plano Turístico de Santander