Qué ver en Mérida

MÉRIDA **

En el año 25 a.c. el emperador Augusto fundó Emérita Augusta, actualmente Mérida.

Situada en la Vía de la Plata vamos a entrar por el Puente Romano * del siglo I, consta de 60 arcos y una longitud de 790 mts. para salvar el cauce del Guadiana, se considera la primera obra romana ejecutada.

Es el segundo puente más largo romano existente en la actualidad, detrás de él Danubio.

A la izquierda vemos el puente de Lusitania obra de Calatrava.

Al entrar en el pueblo lo primero que vemos es la Alcazaba recinto militar del siglo IX, dentro esta el aljibe que abastecía el agua del recinto, en excavaciones van descubriendo más cosas.

Esta alcazaba es la más antigua de la península ibérica.

En el siglo XIII cuando se reconquista Mérida a los árabes se construye el Conventual, lo que vemos es una construcción totalmente nueva del siglo XVI, con un bonito claustro de dos plantas.

Actualmente como muchos edificios es sede oficial de la junta de Extremadura.

Nos metemos por la calle Graciano Oviedo hasta llegar a la plaza de Toros inaugurada en el año 1914 es de propiedad privada y tiene una capacidad de 8500 personas.

Aquí vemos la casa Romana del Mithreo * del siglo I o II, son unas excavaciones que van descubriendo la casa y su entorno.

A mí me llamo mucho la atención un mosaico de suelo en perfecto estado, una preciosidad.

Cada esquina a destacar está perfectamente explicada.

Salimos de aquí y vamos a los Columbarios que son pequeños enterramientos, está en la otra esquina de la explanada.

Su joya el Teatro Romano

Lo siguiente que vamos a ver es la joya de la ciudad el complejo del Teatro ** y Anfiteatro *.

El Teatro es el monumento por excelencia de Mérida, construido en el año 15 a.c con una capacidad de 6000 espectadores, su graderío se formaba por tres sectores.

Funciono como teatro hasta el siglo IV, pasear por el entorno es una maravilla.

Las personas que han tenido el placer de ver teatro aquí dice que se oye mejor en la parte alta del graderío, yo aconsejo que alguien del grupo baje al escenario y empiece hablar, la acústica es acojonante.

Desgraciadamente el paso del tiempo las piedras se emplearon para otros útiles dejándolo un poco abandonado, pero ha cogido vida de nuevo desde que en 1933 empezó hacerse las obras de teatro aquí de nuevo, lo que hoy en día es la famosa temporada de teatro que se realiza en agosto principalmente.

Es una construcción perfecta.

Detrás del graderío estaba una zona de jardines y estancias.

Al lado se encuentra el Anfiteatro del año 8 a.c. de forma elíptica, debería estar formada por un tablado en su centro.

Tenía una capacidad para 15.000 personas, se realizaban espectáculos con gladiadores y animales (como lo hemos conocido en las películas).

El graderío se formaba de tres sectores como el teatro pero solo se conservan dos actualmente, puedes pasear por todo el recinto sintiendo el tiempo romano.

Al lado de todo este conjunto se encuentra la Casa Romana del Anfiteatro, esta parte está formada por dos casas la de La Torre del Agua destruida totalmente por las filtraciones de agua del acueducto de San Lázaro que pasaba por aquí y la del Anfiteatro.

Destaca poder ver unos mosaicos muy bien conservados.

Todo este conjunto ** debes verlo sin falta y está dentro del mismo recinto de visita.

Guardado todo en su Museo

Nada más salir de aquí está el Museo Nacional de Arte Romano **, edificio de ladrillo rojo del arquitecto Moneo inaugurado en el año 1.986.

Aquí contemplas todas las estatuas y restos que han ido descubriendo en las excavaciones., su visita es espaciada y tranquila.

Para mi es obligatoria su visita, merece la pena estar hora y media viendo los restos romanos hallados (vasijas, cerámicas, esculturas, pinturas).

De lo que conozco solo el museo de Louvre ** de Paris lo supera, o sea creo que estas dentro de los mejores museos de arte románico.

Detrás de este museo se encuentran las Termas, en un edifico que era un secadero de jamón al realizar obras lo descubrieron, se puede ver las zonas de agua caliente, fría, templada y los vestuarios.

Estas termas estuvieron en funcionamiento entre los siglos II y V.

Al lado se encuentra la zona arqueológica de las Siete Sillas donde podemos ver restos de muralla y edificio ( por desconocimiento yo no lo he visitado nunca).

Camino del Circo

Después de ver toda esta maravilla, salimos al extrarradio para ver el Acueducto de San Lázaro que solo se conservan tres pilares, por el se abastecía agua a la ciudad desde el cauce del río Albarregas.

Al lado se encuentra el Circo Romano del siglo I, aquí se realizaban las carreras de caballos tan famosas y solían contar de 7 vueltas.

Por espacio es el edificio más grande de Mérida.

La última vez que lo visite había un centro de interpretación y un mirador que se ve con mayor exactitud el entorno del circo.

Es de las cosas que menos se ha descubierto de la ciudad. Cerca de aquí se han descubierto las Termas de San Lázaro, eso no lo conocía yo la última vez que lo visite.

Ya volvemos al pueblo para visitar la iglesia de Santa Eulalia ** del siglo XIII, construida sobre una basílica del siglo IV.

En excavaciones en su suelo se ha ido descubriendo cosas de la iglesia y se puede visitar junto a la cripta, su aspecto exterior nada hace indicar la preciosidad que esconde en el subsuelo.

Al lado se encuentra una pequeña ermita de la virgen que se llama el Hornito de Santa Eulalia del siglo XVII.

Para mí fue la gran sorpresa de Mérida, ya que fuera del entorno romano esto es lo más bonito que tiene.

Ahora remontamos calle adentro pasando por el Obelisco de Santa Eulalia del siglo XVII, es la patrona de Mérida.

Subimos ahora para ver el Pórtico del Foro Municipal que son excavaciones en un recinto cerrado que han descubierto columnas, estatuas del siglo I.

Está un poco rebuscado porque está rodeado de viviendas.

Pero lo localizas fácil por la cercanía de lo siguiente que vemos el Templo de Diana del siglo I, dedicado al culto del emperador.

De planta rectangular, los pilares están en perfecto estado.

Ahora nos dirigimos a la plaza Mayor donde vemos la concatedral de Santa María la Mayor del siglo XIII, inicialmente fue una ermita y con el paso del tiempo se fue ampliando.

La verdad que no me convenció mucho lo que vi, al lado se encuentra el museo de Arte Visigodo en lo que era antes la iglesia de Santa Clara, donde puedes ver todo el arte visigodo de Mérida, yo no lo visite para poder ver otras cosas.

De aquí nos acercamos al Arco de Trajano una de las entradas a la ciudad romana es bastante espectacular, pena que esta solo la construcción.

Ya saliendo del recinto y cerca en un edificio oficial de la junta de Extremadura se encuentran los restos arqueológicos de Moreira *, ocupan toda la planta inferior del edificio está despejado y se sustenta sobre unos pilares el mismo.

En estas excavaciones se pueden ver calles completas empedradas, los cruces de las mismas con sus arquetas de conducción de agua, una autentica estructura arquitectónica de inicios de siglo, me encanto verlo y encima de tu cabeza el edificio de la Junta de Extremadura.

Ya saliendo por la calle Calvario vemos la casa Torre del Agua, se puede ver el suelo y restos de pintura de sus paredes.

Continuando por la misma calle hasta el final vemos los restos de un puente romano y el acueducto de Los Milagros (en mejor estado que el anteriormente visitado), que están sobre el Río Albarregas.

Traía el agua desde el lago de Proserpina, está hecho en combinación de piedra y ladrillo.

Mérida están todos los edificios oficiales de la junta de Extremadura y es un importante lugar de estudios, hay mucho estudiante, prueba de ello en su centro tienen una zona de ambiente muy famosa que es la calle John Lennon (cerca de la Alcazaba).

Bueno eso es todo la verdad que te habrá encantado yo he estado varias veces, si vas por primera vez te puedes liar un poco buscando alguna cosa pero al final debes estar todo el día para verlo.

Ver Plano Turístico de Mérida