Qué ver en Calahorra

CALAHORRA **

Nos acercamos andando pasando por la plaza de Toros, pasamos por la iglesia de los Santos Martires, hasta llegar a la plaza de Quintiliano donde está el Ayuntamiento.

Enfrente esta el paseo de Mercadal epicentro de la vida de la ciudad y al fondo de él se sitúa el parador de turismo junto con un extenso parque llamado Era Alta.

A partir de aquí nos adentramos en la parte vieja, primero vamos a la plaza de las Eras donde podemos ver los restos de sus murallas.

Callejeando nos dirigimos a la iglesia de San Andrés del siglo XVI de estilo medieval, es de las más antiguas.

Cerca se encuentra el convento de las Carmelitas del siglo XVI.

La Catedral

Bordeando continuamos alrededor del río Cidacos llegamos a la maravilla de aquí la Catedral ** del siglo XV, preciosa la portada de San Jerónimo, dentro destacar el Cristo de la Pelota y el museo Catedralicio que se ubica en el claustro.

A un lado se encuentra el palacio episcopal del siglo XVI de estilo gótico.

Vamos a la pequeña plaza de Rasillo de San Francisco y acá podremos ver la iglesia de san Francisco donde alberga la exposición permanente de los pasos de semana santa de la ciudad.

Cerca tenemos el museo de la Verdura en un edificio restaurado (yo no lo visite) donde se puede contemplar la vida de las huertas de los alrededores.

Callejeando podemos hacer una parada en el museo de la Romanización sita en la calle Angel Oliván está ubicada en la llamada “casa del Millonario” ya que su propietario le toco la lotería, no es grande pero lo que puedes ver es muy bonito, merece la pean entrar y verlo.

Nos dirigimos a la plaza del Raso donde encontraremos la Iglesia de Santiago del siglo XVII es el segundo edificio más importante de estilo neoclásico con una fachada sencilla.

A las afueras (acercándonos con el coche) enfrente de la catedral y al otro lado del río Cidacos se encuentra el Santuario de Nuestra Virgen del Carmen es actualmente un centro mariano de Navarra donde vienen a visitarla.

Pues esto es todo, es un pueblo que sorprende su catedral, merece la pena verlo.

Ver Plano Turístico de Calahorra